Hola, me llamo Mari, soy adicta y llevo 5 años recuperada.

Con 33 años casi 34 me ingresé en un centro de drogodependencias, mi vida era un gran desastre , con una separación a mis espaldas, con una hija , un remolino de circunstancias de las cuales no podía salir, o al menos eso pensaba yo, con dos hermanos adictos, unos padres desesperados , en fin, un caos.

Mi vía de escape era drogarme, evadirme de esos problemas, siempre controlando claro!!! Mirando a los demás y pensando : Ese se droga más, yo no tengo ningún problema ,yo no llegaré a robar , ni a perder mi dignidad.

No pensaba que yo tendría una adicción como un templo. Pasaron años de consumo hasta que tuve a mi hijo con una nueva relación. Después de tenerlo llegó el caos al completo.

Creí que todo cambiaría pero.... no fue así fue a peor, casi muere mi hijo por no saber reaccionar a tiempo , le hice la vida imposible a mi marido , le llegué a pegar , engañar , robar , intente suicidarme , pegaba a mis hijos , suplicaba de rodillas a mi marido que me comprara droga, (os prometo que estoy escribiendo esto y se me ponen los pelos de punta).

Gracias a dios todo cambió , he recuperado mi vida , a mis hijos , a mi marido , y sobretodo a mi misma. Me quiero muchísimo y siendo yo feliz los demás lo son.

Mi recuperación tampoco fue fácil , ya que mi hermano recayó y tuve que soportar sus desprecios hacia mí , ver como se volvía a destrozar la vida y mil cosas más , gracias a mi terapeuta y compañeros pude llevarlo de la mejor manera.

Si necesita ayuda, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Nuestro equipo de profesionales ofrece asesoramiento para abordar juntos la manera más efectiva de afrontar el problema en cuestión y potenciar unos hábitos sanos, que ayuden al paciente en su total recuperación.