alcohol, Inicia , Tratamiento de adicciones
ALCOHOL | ANFETAMINAS | BENZODIACEPINAS | CANNABIS | COCAÍNA | CODEÍNA |ESTEROIDES| ÉXTASIS
G.H.B. | HEROÍNA | INHALANTES | KETAMINA | L.S.D. | MESCALINA | METADONA | METANFETAMINAS

ALCOHOL

El alcohol es la droga más consumida en nuestro entorno sociocultural, de la que más se abusa y la que más problemas sociales y sanitarios causa (accidentes de tráfico y laborales, malos tratos, problemas de salud, alcoholismo, etc.)

Es un depresor del sistema nervioso central que adormece progresivamente el funcionamiento de los centros cerebrales superiores, produciendo desinhibición conductual y emocional.

No es un estimulante, como a veces se cree: la euforia inicial que provoca se debe a que su primera acción inhibidora se produce sobre los centros cerebrales responsables del autocontrol.

LOS PRINCIPALES EFECTOS QUE PROVOCA A CORTO PLAZO

Los cambios internos son aquellos producidos en la forma de pensar, sentir y actuar del adicto en recuperación.

Irritación del estómago

Trastornos de la visión

Descoordinación del movimiento y el equilibrio

Dificultad en el habla

Sueño y abatimiento o irritabilidad

Náuseas, vómitos y dolores de cabeza

Disminución de la capacidad de concentración

LOS PRINCIPALES EFECTOS QUE PROVOCA A LARGO PLAZO

Sistema digestivo (úlceras, enfermedades hepáticas)

Sistema endocrino-reproductivo (disminución de la libido, impotencia, trastornos de la menstruación en la mujer)

Sistema respiratorio (laringitis, bronquitis y neumonía)

Sistema muscular (miopatías agudas y crónicas)

Sistema neurológico (temblores en músculos de la boca y cara y crisis epilépticas)

Sistema cardiovascular (hipertensión y anemias), síntomas psicopatológicos (desorientación espacio-temporal, trastornos de la memoria y síndromes paranoides, alucinaciones auditivas)



Si necesita ayuda, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Nuestro equipo de profesionales ofrece asesoramiento para abordar juntos la manera más efectiva de afrontar el problema en cuestión y potenciar unos hábitos sanos, que ayuden al paciente en su total recuperación.